Microgaming group powers the most popular casinos in the field, but the most trusted ones are gathered on the website

Obra

 

 

 

Descargar Portfolio en PDF

 

 

 

CARLOS PRIETO PINTA “AÍDA” EL LIENZO MÁS GRANDE JAMÁS PINTADO EN LA HISTORIA DE BALEARES Y PROBABLEMENTE UNO DE LOS MÁS GRANDES DE ESPAÑA

1420248_543316059071268_1795575738_n
ssssss

532K5744 (1) IMG_5076- IMG_5080-

Amor en Fa sostenido

 

Mi inspiración todavía caminaba con grilletes ebria de trementina y amor. Aplasté el pincel sobre los colores olvidados de mi paleta, terminando de darle forma a uno de mis enjutos personajes con ojos empañados de dolor y absenta. 

Mientras se derretía una lánguida melodía en fa sostenido del maestro Ludovico Eunaudi, acompañado de un triste y agonizante violín que humedecía esta mirada infiel, alejándome de la realidad, a una calle helada por el frío del amanecer y el dolor, que solo podía escucharse el rodar de los coches que despertaban las calles y acunaban farolas.

Ella rellenó su copa. Otra más. El bourbon ya sobrepasa el límite de la etiqueta Four Roses. El carmín de sus labios vaciaba la cajetilla de Fortuna, encendiendo su primer cigarrillo con el fuego de sus ojos y tiñendo la boquilla de carmín y mentiras.

Se tumbó sigilosa sobre la antigua alfombra persa que reposaba a los pies de mi caballete. Se retorcía como una cascabel hambrienta. A ella no le importaba mancharse ese vestido tan sexy rojo picota. 

Mis trazos sobre el lienzo empezaron a ser difusos, tanto como la descarada sonrisa con la que ella me miraba. Sus ojos de gata en celo brillaban entre  las sombras, como sus pechos en carne viva, derritiendo con su aliento el papel pintado de mi taller. Su belleza era ambigua e inquietante. Caminaba hacia mí, felina, muda, sensual, maliciosa, desnuda.  Esa falda ya no pertenecía a sus piernas, yacía a los pies de mi cama. 

Volvió a rellenar su copa, escanciando el bourbon que estrangulaba con su mano, llenándolo hasta el borde, dejando caer unas gotas sobre la alfombra llena de manchas de pintura seca. Iba dando pequeños sorbos, sin dejar de mirarme, la escuché decir con la voz entrecortada <¿Amor, …dónde estabas cuando mas te necesitaba?>

Fue una pregunta que no obtuvo respuesta. Mi boca estaba seca. La pasión me dominaba. La conocía tan bien… que no quise alentar pensamientos equivocados.

Llegó representando el papel de mujer mundana. Se fue acercando hacia mi gateando, envuelta en una aureola de perversión y deseo.

<Acaríciame,-me dijo-> Mientras humedecía la parte superior de sus labios con el filo de su lengua. Cogió mis manos y las puso sobre sus pechos, presionándolos con ternura. Su boca perversa, casi pegada a la mía, me susurró que me amaba mientras lamía mi oreja derecha y masticaba las palabras que quedaron ausentes en mi paladar. El morbo se podía masticar.

Deslizó mi barbilla con uno de sus pulgares hasta la altura de sus retinas, mis pupilas iban archivando cada unos de sus movimientos tan sensuales, mientras tanto, las cerdas de mis pinceles se erizaban y la pintura impregnada en mi último lienzo se derretía. Empezó a besarme descontroladamente, retorciendo su pasión contra mi deseo, arañando mi espalda y mi corazón herido.. Ella sabía que no era capaz de rendirme a sus encantos de “femme fatale” y le gustaba jugar conmigo a fuego lento.

La vi tumbarse en el camastro, invitándome a hacerlo junto a ella. En ese momento comprendí que las largas noches de insomnio, y los días de cientos de horas, ya no serían tan largos. Su cuerpo, atrevido, desafiante, con un  lunar en forma de corazón bajo su rótula izquierda, dándole aún todavía más sentido a su belleza, reptaba por el mío escandalosamente, enroscándose cual serpiente hambrienta en un peregrinar sin metas posibles.

Ella despidió  la velada quemando el último pitillo de la noche, diciéndome sutilmente, que esta sería la última vez que nos acostaríamos. 

Por la mañana, mientras ahí fuera llovía melancolía, ella me despertó haciendo el amor, lentamente.

Amor de una noche. Pero en esta ocasión, su ausencia ya no me partió en mil pedazos el alma, porque la vi alejarse herida… 

                                                   Carlos Prieto. Noviembre 2013

 

532K5530 (1)

532K5610

 

 

 

CARLOS PRIETO: UN CLÁSICO MODERNO . PORTADA DE LA REVISTA ENKI 2013


Portada

 PRIETO PINTA  “AIDA” EL LIENZO MÁS GRANDE DE LAS BALEARES Y POSIBLEMENTE UNO DE LOS MAS GRANDES DE ESPAÑA

1465146_10201082812012961_117680653_n
cuadro IMG_4976-1 IMG_5072-1 IMG_5138IMG_5010

TITULAR ABC MALLORCA CARLOS PRIETO: EL HOMBRE MODERNO DEL PASADO

QQQQQ

CARLOS PRIETO PORTADA INFOMAG

 

403028_288772981169836_495514994_n

CARLOS PRIETO ETIQUETA 10.000 BOTELLAS CON EL CUADRO TITULADO “LAMOUR EST MORT” PARA OLI DE MALLORCA 

 

12048_4098237094776_1499245303_n

 

 

 

CARLOS PRIETO ESCENA DE TALLER

 


Arsénico – Carlos Prieto 2011

Arsénico. Carlos Prieto 2011

La evolución del pintor Carlos Prieto

HOMENAJE A LUCIAN FREUD

GEORGE MEANY. THE TIME MAGAZINE (ORIGINAL)

LAS MUJERES DE PRIETO



ESCENAS DE BAR








Fumar como un borracho y beber como un mentiroso

Después de que derrumbaran su estudio , donde abajo había un café bar y arriba una pensión , como contaba Aznavour, la bohemia que el vivió, su luz perdió. Aquella bohemia que yo también viví, en otra vida supongo, compartiendo copas con Nonell, Ramón Casas , Honoré Daumier o Lautrec, e incluso en la fría Rusia con León Tolstoi o en los años 40 con Bukowski,..aquella época , donde el ritmo de vida avanzaba extremadamente rápido , época dorada y a su vez llena de conflictos, donde los artísticas eran verdaderos artistas, y donde la forma de ser y de reflexionar de aquel entonces era tan llamativamente diversa comparado a lo que vivimos en la actualidad. Me identifico como un individuo totalmente anacrónico atrapado en el tiempo, donde no logra adaptarse al momento en el que vive y  bebe de un siglo que hace 200 años pasó a la historia ya que no se familiariza con lo que sus retinas perciben y captan  en el dia de hoy.

El arte es efímero y a su vez eterno, duradero y perdurable. No obstante en todo trabajo tedioso existen momentos de levitación. Según comentan algunos libros vetustos,  el artista es aquel que nace, crece, se reproduce, muere, y se le reconoce. Por lo tanto el pintor por excelencia, es aquel artesano que pinta sin consecuencia preconcebida, por necesidad, satisfacción, o simplemente por una náusea la cual conllevará al vómito, y solo de ese modo, el artista podrá alcanzar su propósito.

El arte, como el amor ,es contradictorio. Te enriquece  pero no llena tus bolsillos, te deteriora, pero al mismo tiempo agudiza tus sentidos. Te aisla, pero  a su vez te sientes rodeado y querido. Un sin fin de paradojas con las que mas de uno se sentiría identificado. A su vez, la soledad es igual de importante y necesaria que el pincel para el pintor,.. ella es la única que te da el impulso de levantarte del taburete,  apagar el cigarrillo,  pisándolo sin compasión contra el suelo, coger el pincel, humedecerlo en trementina, retorcer sus cerdas contra algún pigmento medio reseco ,aburrido quizá, esperando sus último días en la paleta y ponerte manos a la obra, aludiendo a una reformulación simbólica de la memoria personal, basada en la decadencia del ser humano y todo lo que tristemente conlleva.

Cuando regresé a Mallorca tras mi estancia en Ny, me di cuenta que no es necesario perderte en el mundo para buscarte a ti mismo, la soledad y la inspiración la puedes encontrar en un estadio de futbol repleto de espectadores que abuchean a su equipo mientras se tiran de los pelos y sus mujeres se hinchan a pistachos, no obstante el cambiar de ciudad o ambiente a todo artista le repercute de forma positiva, el cambio de taller y de forma de vida, los cuadros que contemplaste en libros y que ahora llenan las paredes de los museos en los que te pierdes, la curiosidad de una ciudad desconocida para unas retinas ansiosas, con ganas de archivar y almacenar imágenes,  la mezcla de culturas y razas, todo aquello se suma , y únicamente buscas volver a casa para vomitar lo percibido.

Me enorgullece haber escrito estas líneas, porque esto significa, que el trabajo esta hecho y el lino ya descansa en paz, tras  haber absorbido todos mis pecados.

Carlos Prieto.

De Paris a NY 2008 2009

Obra de Carlos Prieto

Detalle de la obra “la fiesta de Hemingway” 450 x 220 cm. Colección Particular

Detalle de obra "La fiesta de Hemingway" 450 x 220 cm. Colección particular